Por Redacción Blink EdTech

Con motivo del Día del Padre, compartimos con vosotros 8 consejos que un hijo podría darle a su padre sobre el correcto uso de la tecnología y las redes sociales (puedes leerlo aquí). Esta vez, con ocasión del Día de la Madre, volvemos a tirar de un poquito de humor y os dejamos 8 cosas que las madres (y sí, también los padres) hacen mal cundo se enfrentan por primera vez a las nuevas tecnologías:

  1. Situarse fuera de plano en las videollamadas: da igual cuántas veces lo intentes, ella se va a colorar donde quiera.
  2. Colgar el teléfono en vez de descolgarlo: recibe una llamada, es su primer smartphone y no tiene muy claro hacia dónde tiene que arrastrar el icono para aceptar la llamada. Bueno, seamos sinceros y admitamos que esto nos ha pasado a todos. Algunos móviles pueden ser muy confusos.
  3. Nombrarte sin nombrarte: otro clásico. Tu madre te deja un mensaje en su muro, escribe tu nombre, pero no te enlaza. Ella no sabe que el mensaje no te va a llevar y tú no sabes que tienes un mensaje que recibir. Hasta que días o semanas más tarde visitas su tablón y te das cuenta que aún tienes un par de cosas que enseñarle.
  4. Comenzar conversaciones privadas en el muro de Facebook: esta es bastante habitual. Lleva poco tiempo en Facebook, todavía no diferencia entre muro y mensaje privado y antes de que te des cuenta, alguien se entera de lo no se tenía que enterar.
  5. Buscar en Google el enlace exacto que quieren visitar
  6. pero no saber copiar un enlace cuando tienen que enviárselo a alguien
  7. Intentar ampliar fotos en Instagram: permitir que sea tu madre quien sujete tu móvil cuando quieres enseñarle una foto en Instagram y no está familiarizada con el funcionamiento de la app puede llegar a ser muy peligroso. Especialmente si lo que estáis haciendo en realidad es cotillear un poco y al intentar ampliar la foto acaba indicando, sin querer, que te gusta. (ACTUALIZACIÓN: Instagram ya permite ampliar fotos).
  8. En su perfil de Facebook, indicar que trabaja en el mismo sitio que tú, en el mismo puesto que tú: bueno, esto quizás no es tan habitual, pero conocemos a una madre que, sin saber cómo, se apoderó del puesto de trabajo de su hija y nos ha gustado demasiado para no incluirlo.

¡Feliz día a todas las mamás tecnológicas!


Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

 

Fotografía propiedad de Roman Drits