Por María Valentina Hamm, redactora en Blink Edtech 

Aunque muchas veces no lo veamos así, las vacaciones son una época ideal para enseñar a nuestros hijos en un ambiente de juego y diversión. Aprovechar el tiempo de ocio para reforzar lo aprendido en el colegio o para generar nuevos conocimientos.

De pequeños, los niños son esponjas que absorben conocimiento con gran rapidez. Con la capacidad de aprender varios idiomas sin mucha dificultad, siempre y cuando se despierte su interés de una manera motivadora y divertida. Por lo que aprender inglés en casa o puede ser parte de un juego y de actividades en familia.

Aquí te damos algunos tips que puedes utilizar para poner en práctica el inglés en tu hogar: 

  1. La Tv ahora es en inglés

En estas vacaciones, seguro será muy recurrente ver a tus hijos sentados frente al televisor viendo series o dibujos animados. Aprovecha este medio para incitarles a practicar o aprender el idioma. La mayoría de estos canales infantiles tienen la opción de colocarlos en la versión original. No importa que no tengan subtítulos, ya que a los niños al conocer los personajes y ver las imágenes comienzan a realizar una asociación instantánea. Es una manera divertida de aprender, si desde pequeños los ínsitas a ver tv en versión original pueden aprender más de lo que imaginas.

  1. Lets sing together!

La música es una excelente herramienta de aprendizaje. Pon les música de fondo mientras realizan actividades en casa, en el coche cuando están de paseo o en cualquier ocasión que creas conveniente. Lo que buscas es que de manera inconsciente comiencen a tener la canción en su mente y verás cómo poco a poco comenzarán a tararearla y luego a aprender la letra, de esta manera puedes aprovechar para cantarla con ellos y ayudarlos a entender significados mediante explicaciones, bailes o gestos.

info_maria_corrected_small

  1. Cine, palomitas y diversión

Durante el verano uno de los planes que puedes hacer en familia es visitar las salas de cine. Luego de haber visto la versión en español, es una buena actividad ir al cine a ver la misma película en versión original. De esta manera, los niños estarán ya familiarizados con los hechos que transcurren y pueden hacer una asociación más rápida. Si ya saben leer, es también una buena manera de practicar la lectura al mismo tiempo que se aprende el idioma. En caso de no tener conocimiento de lectura, no importa, con las imágenes y la asociación de hechos lograrán entender rápidamente lo que ocurre en la gran pantalla.

  1. “Ohana means family y la familia nunca te abandona”

Anímate a establecer códigos, frases y acciones en inglés. No importa que tan avanzado sea tu conocimiento en el tema, encuentra frases sencillas que utilices a diario y comienza a decírselas en inglés. Por ejemplo, en lugar de decir buenos días, le dirás al despertar ´good morning´, así, también, con palabras de juego y más. Por otra parte, puedes enseñarles frases donde fusiones los dos idiomas, pequeños dichos o rimas que puedan quedar sonando en su cabeza y que con la frecuencia de repetición vayan memorizando y entendiendo. Por ejemplo, en la película original de Disney Lilo and Stich citan “Ohana significa familia y la familia nunca se abandona”. Dejando las primeras tres palabras “Ohana means family” y lo demás en inglés generarás un juego de palabras interesante y que puede ayudar con la práctica y entendimiento del idioma.

  1. Funny Reading: incitando la lectura activa

De las mejores maneras para aprender un idioma es la lectura. Utiliza como herramienta los cuentos bilingües. También, puedes encontrar cuentos interactivos con apoyos visuales, DVD o audios que hará de esta actividad un rato ameno y divertido que pueden compartir en familia o con sus amigos. Es importante que tomes provecho de los recursos con los que cuentas. Si no tienes a la mano libros de este tipo puedes buscar videos en Youtube con cuenta cuentos en versión inglesa y, aparte, imprimir en tu casa la misma historia, unes estos recursos y tendrás tus propios cuentos interactivos.

 

Recuerda que no es necesario forzar las situaciones. La inclusión del idioma en las actividades cotidianas debe ser paulatino, se quiere lograr, interés, aprendizaje y diversión, no rechazo. Observa a tu hijo, conoce sus gustos y sus tiempos, de esta manera sabrás como manejar las herramientas. Recuerda comentarnos tu experiencia y ¡Felices vacaciones!


Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.


Referencias:

 

Fotografía e infografía: freepik