Por redacción BlinkEdTech

La obligación de llevar uniforme escolar en los colegios es, desde hace más de 10 años, uno de los debates más comunes cuando se habla de educación en España. Profesores, padres y los propios alumnos, todos parecen tener opinión sobre el tema así como argumentos válidos para defender su posición. Analizamos algunos de los pros y contras utilizados con más frecuencia.

El uniforme ya no es sinónimo de privado y concertado

Independiente de la opinión que se pueda tener al respecto, es innegable que la tendencia en los colegios públicos españoles va en el sentido creciente de adoptar el uniforme y, aunque haya algunas excepciones, la resistencia ha sido mínima.

Aunque, legalmente, en los centros públicos el uso del uniforme sea voluntario, ya son más de 1.500 los colegios públicos españoles que requieren uniforme, una cifra muy aclaradora si tenemos en cuenta que en 2008 eran tan solo 50 los centros de la Administración que lo exigían. Actualmente, 375 colegios de la Comunidad de Madrid (un 20% del total) promueve la indumentaria común.

¿Porqué, entonces, con una tendencia ya bien establecida siguen debatiendo el tema las partes involucradas?

Parte del problema podrá estar relacionado con un rechazo generalizado a la simple idea de uniforme – ya sea en colegios o en cualquier otro entorno social o laboral – como objeto que “roba” la identidad individual de cada y suprime las idiosincrasias de cada persona. Los conflictos armados y socio-políticos del siglo XX (de la Segunda Guerra a la guerra fría, e de la dicotomía liberalismo/marxismo-leninismo a las crisis identitarias contemporáneas que abrieron paso a los nacionalismos actuales), son también asiduamente apuntados como explicación para la discusión inusualmente animada y, sobretodo cuando las personas afectadas son los niños, acalorada que genera el tópico.

El ex presidente Bill Clinton es quizás el más famoso e influyente defensor del uniforme escolar. En un discurso de marzo de 1996, dijo:

“Si esto significa que las aulas serán más ordenada y más disciplinado, y que nuestros jóvenes aprenderán a evaluarse a sí mismos por lo que son en el interior en lugar de lo que están usando en el exterior, entonces nuestras escuelas públicas deben poder exigir a sus estudiantes usen uniformes “.

Pros de uniformes escolares

  • Los estudiantes experimentan menos presión para decidir qué ponerse cada mañana.
  • Los uniformes cuestan menos en general.
  • La asistencia del estudiante suele mejorar.
  • Alienta la disciplina.
  • Los estudiantes tardan menos tiempo para estar listos por la mañana.
  • Los niños quedan más libres para concentrarse en las lecciones.
  • La uniformidad promueve una reducción de la violencia en las escuelas.
  • Disminución de la presión de los compañeros para usar las marcas más de moda.
  • Los uniformes pueden ser reutilizados y reciclados.
  • Intrusos escolares se identifican más fácilmente en una escuela de niños uniformados.

El uso de uniforme escolar supone un ahorro aproximado del 40% en gasto de ropa escolar para las familias, según se desprende de un estudio realizado por la Fundación para la Calidad de la Educación, que depende de la Generalitat.

En contra de los uniformes escolares

  • Uniformes en detrimento de la individualidad de un niño.
  • Los estudiantes siempre encontrarán maneras de expresarse, dando lugar a formas
  • Menos deseables de expresión, tales como tatuajes y perforaciones.
  • Las escuelas deberían ser un lugar donde se celebra la diversidad.
  • El costo de los uniformes es prohibitivo, especialmente cuando una familia incluye más de un niño en edad escolar.
  • Un coste adicional injusto para los contribuyentes que envían a sus hijos a unaescuela pública.
  • Una carga económica a las familias de menores ingresos.
  • Un niño en un uniforme puede ser el blanco de los matones de una escuela diferente.
  • Los uniformes se pueden disminuir el nivel de comodidad del niño mientras asiste a la escuela.
  • Hacer cumplir las normas sobre uniformes es difícil.

Tan cierto como el hecho de que seguirá el debate, es que cada vez más centros escolares españoles optarán por instituirlos. Y tú, ¿qué opinas? Déjanos un comentario.


Imagen: Aliexpress

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.